Paragram Co
Branding, Diseño Web y Social Media

5 Trucos para Mantenerte Enfocado en tu Negocio

3b74c-img.png

Todos los años nos proponemos un nuevo set de metas. No vale la pena decir lo obvio, pocas de esas metas siguen siendo metas a mitad de Mayo. Pero proponernos metas no es lo que no funciona, ni somos nosotros que no funcionamos tampoco. La realidad es que el ser humano es un ser complejo, con una capacidad de atención efímera y con la habilidad de autosabotearse.

El mejor ejemplo de esto es una visita a cualquier clase de yoga. En mi caso, todo iba bien hasta el momento en que te ponen boca arriba en el piso y debes concentrarte en la respiración y en tu cuerpo por lo que parece una infinidad de minutos. 

Al principio es fácil; estoy completamente concentrada. Pero con el tiempo se vuelve una pelea intensa entre recordarme que debo pensar en respirar y entre planificar mi noche o recordar esa canción de mi niñez que es completamente irrelevante. 

En resumen, nuestra atención tiene la necesidad de alejarse de cualquier meta específica, por más simple que sea (como respirar).

Concentrarse para Emprender

En cuatro años que tengo persiguiendo emprender mi propio negocio, no había visto tantos resultados como en los últimos seis meses. Todo se lo debo a dos componentes: los procesos y la concentración.

Todo emprendedor debe ser brillante en dos cosas: los procesos y la concentración.

Tweet This

Cualquier practicante de la meditación te dirá que llegar a dominar el arte de la concentración es el resultado de educar tu mente. Con ejercicios de meditación y practicando la paciencia podemos controlar esa necesidad intrínseca de avanzar a otro tema o a otra acción.

Precisamente eso es lo que debemos practicar a diario en nuestro negocio.

No me refiero a meditar frente a la computadora o unirse a un grupo de yoga (aunque ambas son opciones que ayudan muchísimo), sino ir lentamente entrenándonos a nosotros mismos a hacer una cosa a la vez.

01

No des palos a ciegas

Iniciar un negocio sin tener un norte definido es la receta perfecta para el desánimo y el inevitable declive del esfuerzo que empeñes en él. Tener una idea no se traduce a tener una meta. Tener una idea es el equivalente de tener el estilo de casa que quieres pero no los planos.

Sobre ideas no se construye, solo se planifica.

Tweet this

¡Ten acción! Confecciona tres metas para tu negocio. Tenemos un worksheet gratis que te puede ayudar a definir quién eres, qué haces, qué quieres y con quién lo quieres lograr. (Descárgalo gratis aquí)

Por ejemplo, cuando comencé no sabía realmente con quién quería trabajar, ni porqué. Una de tus metas puede ser "lograr 20 compras de clientes satisfechos". Una forma de medir esa meta sería pidiéndole a tus clientes que te califiquen del 1 al 5 luego de su compra. Luego de conseguir 20 calificaciones completas, sabrás que habrás llegado a tu meta y ¡a tachar!

02

Recordar, recordar, recordar

¿Sabías que para que la mente procese un concepto completamente debe repetirse al menos 7 veces?

Amo los post-its porque son una forma efectiva de recordarme que aún no he llegado donde quiero llegar. Son como mi mamá, pero en el negocio. Están ahí frente a frente. Mirándome fijamente y diciéndome todos los días que aún no llegué.

Colocar tus metas en el lugar que sabes te molestará más es una forma de condicionar tu mente a diario y causarte acción.

¡Ten acción! Ve a Canva.com y crea una imagen con tu meta principal escrita. Cambia el fondo de tu computadora y de tu celular a esta imagen.

03

Designa un Espacio de Trabajo

Okay. Lo lograste y ya eres emprendedor. Puedes trabajar desde donde sea y como quieras. Es más, hasta decidiste comprar nuevas pijamas para estrenar en tus horas de trabajo.

Todo eso está perfecto, pero si el señor cerebro no tiene un lugar asociado con la acción de trabajar, él se negará a hacerlo. Trabajar desde tu cama es como estudiar en un parque de diversiones. Sabemos que ese no es el propósito del espacio y es más difícil iniciar el día de trabajo.

¡Ten acción! Designa un espacio en casa o en tu local donde solo te sientas a tomar acciones que te acercan a tus metas y nada más.

Puede ser una silla en el desayunador, una pequeña mesa plegable o una esquina del comedor que no se use. Donde sea. Pero conquista un espacio de trabajo donde nadie más se siente ni ponga un dedo.

04

Mira los Números

Cada mañana, tengo como costumbre entrar a mi dashboard de 17hats *(la herramienta que utilizo para manejar el negocio) donde visualizo mis compromisos, correos, y pendientes. Pero también visualizo los números.

Es difícil. Pero es la mejor forma de mantenerte avanzando hacia tus metas.

Aunque no todo sobre tener un negocio es hacer dinero, todo negocio busca generar un retorno monetario satisfactorio. Saber que eso no está pasando puede ser un bajón o una motivación. Elige que sea una motivación.

Mira los números. Si es positivo, te motivará a seguir y si es negativo, te motivará a seguir.

Tweet This

¡Ten acción! Pon un recordatorio en tu celular. Todos los días, en vez de iniciar revisando tu correo, revisa tus números.

"Tus números" puede referirse a la cantidad de seguidores que tenga en las redes, la cantidad de ventas que has logrado en el mes, o simplemente el dinero que te ha entrado a tu cuenta de banco en esa semana.

05

Comparte la responsabilidad: socio o #BizFriend

Motivarse cuando se trabaja solo es muy, muy difícil. Cuando publicas tus planes y tus metas te estás atando a tu palabra, te estás comprometiendo y eso te forza a no fallar. Es saludable contarle a tus familiares, a tu pareja o a tus amigos de lo que planeas hacer.

Una vez lo comentes, aparecerá la pequeña voz de la responsabilidad en el cerebro que te recordará que si no accionas, quedarás mal frente a ellos. ¡Es motivación gratis!

¡Ten acción! Consigue un #BizFriend. Acercate a otros emprendedores que tengan más o menos la misma línea que tu e ¡inicia una amistad!

Conversar con alguien que está en el mismo tren que tú te motivará, y te mantendrá aprendiendo (así como él podrá aprender y motivarse junto a ti). Es un win-win.

Bonus!

Elige las distracciones

Distraerse y relajarse es importante. Pero cuando se emprende, es fácil dejarse llevar por las distracciones. (Y como no, son muy divertidas.)

No tienes que cerrar tus redes sociales personales ni cancelar Netflix.

Simplemente distraete con propósito. Emely Muñoz de Rie Plaza nos contó en una charla que disfruta relajarse leyendo, así que lee libros que pueden aportar a sus habilidades, a su creatividad o a su desarrollo profesional.

¡Ten acción! Si tu distracción favorita es ver series, elige una serie que tenga que ver con tu negocio (o con negocios en general). Si tu distracción favorita es salir con amigos, pídele a tus amigos introducirte con algún amigo emprendedor que tengan.

Enfocarse para lograr metas en cualquier negocio no es tarea fácil. Y si hay un ingrediente secreto para mantenerse enfocado, varía para cada uno de nosotros. No dejes de intentar lo que compartimos en este post y ver qué te funciona mejor.

Dinos en un comentario: ¿qué haces para mantenerte enfocado?