Paragram Co
Branding, Diseño Web y Social Media

Porque no tomamos reuniones los viernes

Desde que entró el 2018 pusimos en marcha una nueva política que al principio puede sonar un tanto extraña: no agendamos reuniones ni llamadas los viernes.

ACS_0015.JPG

No fue una decisión fácil de tomar. Existen los miedos que naturalmente se tienen al acortar de un día la semana y privar a potenciales clientes de discutir con nosotros sus proyectos.

¿Y si alejamos a los clientes que están ya cerca de tomar la decisión de compra?

 ¿Y si enviamos el mensaje incorrecto y nuestra audiencia interpreta que no estamos ahí 100% para ellos?

Agreguen algunas diez preguntas más, y estarán cerca de mi razonamiento.

Debajo les dejo las razones por las cuales tomamos esta decisión y no nos arrepentimos.

El enfoque

Para nosotros, es vital proveer a nuestros clientes de los mejores resultados, el mejor trato y el cumplir nuestros objetivos.

Desde hace ya algunos meses, venía evaluando nuestra productividad y notando un ligero problema. Somos un equipo pequeño y por ende, el tiempo es un recurso preciado y determinante. Y así de valioso, así de difícil de gestionar.

Muchas veces no nos fijamos en como nuestra energía fluye en el día, y aunque ame interactuar con otros emprendedores, no hay lugar a dudas, el ser humano pierde el hilo al cambiar de actividad. Cada vez que entramos en una reunión, nos distraemos, perdemos el impulso y tengo que "cambiar el cassette".

El no tener actividades de otra índole que no sea creativo los viernes, logro un espacio ininterrumpido de tiempo en el que puedo dejar que la creatividad fluya. Además, gano un poco de tiempo para trabajar en mi propia marca.

 

Tu negocio debe funcionar para ti

Soy firme creyente de que tu negocio debe funcionar para ti y no al revés. La razón por la que mucho de nosotros emprende su propio proyecto es para ganar independencia, sin embargo, no siempre ese es el caso.

Liberar un día de compromisos de trabajo me permite hacer algunas diligencias, reunirnos internamente como equipo, y a veces hasta salir a trabajar a otra parte y romper un poco la rutina.

 

Ayuda a mantener un balance

Debe haber un balance saludable entre las reuniones para agendar nuevos proyectos y las reuniones para lograr que los proyectos actuales vayan viento en popa.

Muchos emprendedores vienen a nosotros con páginas por mitad o identidades sin terminar. Una de las razones es que el proyecto se salió de las manos. 

Eso es exactamente lo que queremos evitar. Ser cuidadosos con este balance nos permite agendar nuevos proyectos emocionantes y lograr los objetivos de nuestros clientes actuales con el cariño y la atención que se merecen. 

 

¿Es productivo? 

Sin lugar a dudas, el tratar de agendar las reuniones temprano en la mañana o como último ítem de agenda en la tarde, permite una mayor productividad para el equipo. Esto no significa que no se harían excepciones por clientes que no puedan en otros horarios, pero definitivamente es un ganar-ganar para ambos: nosotros y nuestros clientes. 

Agregenle tener todo un día ininterrumpido de creatividad, y podemos decir con certeza que vamos mejorando. 

¿Qué les parece esta medida? ¿La aplicarían en sus negocios? ¡Déjanos saber qué opinas en los comentarios!